Friday, April 24, 2009

Desesperación

Vamos, hazlo de una vez
No apestaba a hombre hace un rato
Vamos, acabemos esto ya
Solo algunos músculos necesitas

Entraste como el sol en las mañanas
Sin permiso y lleno de energía
Solo pasan fracciones de segundos
Y como en película, vi mi vida

Pero acaba ya, te reclamó
Si estabas decidido hace un rato
Que pasó con tu arrogante hombría
Que ahora cambió a una duda sombría

Acaso fue un arranque explosivo
Un impulso, no una decisión mi amigo
Porque arrancas la tranquilidad de mi corazón
Porque le cambias la melodía a mi canción

Que te convenció a venir hasta aquí
Que embriagó tus sentidos débiles
Que inundó tu valentía de cobardía
Que impulso tu falta de hombría

Pero vamos, termina con esto
Mueve los dedos, vamos hazlo ya
No alargues mi agonía
No conviertas esta escena en pesadilla

Cuando tú me estudiabas, me analizabas
Yo comía, en mi esposa e hijos pensaba
Tu determinando que frases usar,
Yo determinado en mi familia esperar

Cada cual enfocado en lo suyo
Solo que caminos se cruzaron
Y ahora no sé si cumpla mi cometido
Has de ser una prueba en mi camino

Vamos termina con esto, no quiero que vean
Quiero irme antes que lleguen
No quiero que se desesperen como yo
Vamos termina y nadie te verá

Apaga esta luz, y vete rápido
Que nunca te dará tiempo
A sentir lo que yo siento
Vamos, termina con este sentimiento

Luego de una pausa silenciosa
Se escuchó un carro entrar
Me voltee a mirar
Lo que sabía ha pasado, llegó mi esposa

Luego de los mil pensamientos
Me volteo y a nadie veo
Una nota cayó al piso
Que solo tenía un perdón escrito

Un celaje apenas se escuchó
Gracias Dios mío pensé
Fui victima de la desesperación
Pero fui agraciado por tu perdón

A muchos le apagan la luz
Un impulso arrebatador de vidas
Tú que vas por la vida robando
Llevándote contigo no solo dinero
Llevándote las sonrisas de un niño
Llevándote la tranquilidad de un mundo entero
Llevándote la esperanza de un sueño
Tú con tu hombría matadora
Llenas de inseguridad a la humanidad
Se les olvida que el camino
Siempre, podemos enderezarlo hacia la luz
Siempre, aunque nos ahoguen en el dolor
Siempre, aunque nos apaguen una luz
Siempre, podremos caminar hacia Dios

Jorge Díaz

No comments: