Wednesday, November 12, 2008

Mi Casa

En el zafacón puedes encontrar

Un machismo expirado de manjar

En la nevera unos momentos congelados

Para no olvidarlos, siempre recordarlos


En la estufa se cocina el amor

Está en su punto, como agua en ebullición

En la lacena guardamos los ingredientes

De manera celosa, sin otros pretendientes


El amor retratado en las paredes de la sala

Se esconden en las figuras de mi familia y amada

En el sofá quedan huellas de anoche

Cuando pedía a Dios amor sin reproches


En mi cuarto descansa la cama, me mira el espejo

El aire se pasea libremente, la temperatura husmea

Por el piso se arrastran vagabundos los complejos

La felicidad su mejor actuación recrea


Los problemas entran y salen, se frustran

Pues mientras más grandes se miran

Más ingeniosa es la solución

Creando en el ambiente una eterna canción


La corrupción y la prostitución mental

Hacen piquete infalible a la entrada

Reciben escobazos de la vieja fe alterada

Esa pura señora que me guarda


Esta es mi casa, mi protectora

Me cuida de las malas influencias

De los malos deseos que añoras

De lo bueno una gran congruencia


Jorge Díaz

No comments: