Friday, November 21, 2008

La Dueña

Llegó como un suero de asfalto
Lento, despacio, pero asegurado
Ahora se ha adueñado
Hasta de mis sueños más guardados

Sumisa de entrada, loba disfrazada
Maquilló de entendimiento
Su eterna dictadura
Ácido puro, envenenó mi cuerpo

Empezó adueñándose de mi sexo por momentos
Hasta que ahora yo soy el que mi casa rento
Se la rento a ella a un alto precio
Y todavía aparento dueño como un necio

Ahora ella decide dónde, cuándo y cómo
Quién entra y sale, quién llama o cuelga
Quién puede ser mi amigo
Dónde se siembra la flor en jarrón o maseta

Cuelga cuadros que para mí no pegan
Su madre la ayuda como si ella no pudiera
A ponerle cercas a mi vida
Hacerme preso inocente, mi libertad ciega

Sube y baja cosas como primer mandatario
Arregla visitas de su familia, es necesario
La mía no existe, me hizo huérfano
Desde el día que pasó por esa puerta

En mi agonía desgastada día a día
Sueño con la libertad que antes maldecía
Escogí un disfraz que 36C-24-39 se veía
Y ahora soy preso de una decisión a prisa

Sigo aquí martirizando mi herida
Me arrepiento de confundir el amor de noche
Creí que amor era pasión en derroche
Y hoy vivo con el Fidel de mis días

La dueña domina hasta mis pensamientos
Pues estúpidamente mal me siento
Por pensar como ahora pienso
Por sentir esta tristeza por dentro
Jorge Díaz

No comments: