Friday, November 21, 2008

H:3 El sobreviviente

Cuentan las leyendas que existen unos individuos raros en nuestra especie. Nace uno por cada cien, con unas cualidades particulares. Pero la particularidad es que son muy fuertes y sobreviven donde sea. Tienen muchas particularidades, pero la principal es su habilidad de sobrevivir y no dejar que el ambiente los desenfoque. Hay pocos, pero existen. Los han visto por la calle, pero pasan desapercibidos muchas veces, pues no se sabe en concreto de dónde provienen.

¿Cuál es la especialidad? Pues simple, no permiten que las masas, el mundo o su ambiente cercano los desenfoque. Son exitosos por naturaleza, no importa cuán complejo sea lo que les rodea. Son soldados de la sociedad, pues son ejemplos de esperanza y fe. Luchadores incansables, no son detenidos por excusas ni por un no puedo. Hacen casi cualquier cosa posible; con nada hacen mucho. Pueden ser encontrados en muchos lugares, tanto en urbanizaciones como en residenciales.

El de los residenciales particularmente se destaca por enajenarse de ese ambiente que por daño colateral lo acompaña, las drogas. Vive en un mundo donde eso le rodea. Ser parte de eso es la norma, pero él se niega y lo repudia. Lucha contra la vida para salir de ese ambiente, sacar a su familia y salir adelante. Pelea por lo legal, pero las tentaciones no faltan, el dinero fácil lo abruma, pero decide luchar en paz. Va a la escuela y estudia como puede, por el bajo ingreso hasta préstamos tiene, pero luego que se gradúe de la universidad, exitoso grita con seguridad. Sigue luchando por la vida, no olvida sus raíces, y eso mantiene sus pies en la tierra. Tiene muchos deseos que se convertirán en metas, es decidido, y lucha contra todos. Tiene una fuerza de voluntad inmensa, las masas no se cansan de hostigarlo, pero él lucha, no cesa.

Por otro lado, tienes al de la urbanización; los excesos y las comemierderias lo agreden. Tiene familiares que por caviar pisotean. Él quiere estar cómodo, pero de una manera honesta, quiere estudiar una carrera y valerse por sí sólo. No heredar millones y despilfarrarlos de peor modo. Lucha todos los días, pues su padre quiere que sea cirujano, que herede su consultorio y emplastique a más humanos. Él quiere ser doctor, pero desde otro punto de vista; curar enfermos, acelerar las citas. La parte humana lo hostiga, y su espírito lo ayuda. Su padre, al fin y al cabo, es sólo una pieza de la creación. Lucha con los interesados en su posición. Quiere sentirse humano, humano de corazón. No descansa su lucha eterna, vive cómodo, quiere tranquilidad. Vivir sin pensar en quién le rodea, rodearse de gente que su corazón quiera.

Ambos luchan con los complejos mundanos, las muletillas de la vida. Son sobrevivientes de sus respectivas guerras, sanan sus heridas. No hay nada que los detenga, tienen fe pura. Son luchadores, son respuestas de que la vida tiene cura. Búsquenlos a su alrededor, que no todo es malo. Quién sabe si ustedes mismos son sobrevivientes, son uno de esos seres que son especiales. Uno de cien, muy especiales. Ojalá se multiplicasen, seria un éxito. Busque a su súper héroe natural, es lo que hace falta.

Jorge Díaz

No comments: