Thursday, November 06, 2008

H: 1 “Súper Mama”

Se escucha un suspiro de libertad, luego una cama rechinar como cuando un cuerpo la impacta. Los pensamientos son tantos que hasta se escuchan en voz alta, tantas cosas que hacer y sigo aquí en casa, decía continuamente. Pero se contestaba, tú te lo mereces, un descanso, total cinco minutos no es tanto pesar. Pero sin terminar el pensamiento se escucha un grito aterrador, un grito que la sacó de la cama, casi vuela, en fracciones de segundos cambió su ánimo a un estado de alerta, y preguntándose, ¿qué habrá pasado? Cuando llega al lugar de los hechos, sólo era que su niño tuvo una pesadilla, la peor de todas. Ella se aflige, casi llora, y lo abraza con tanta delicadeza, pero tanta fuerza a la vez que los fantasmas se caen, los monstruos se disminuyen, se desinflan.


Así comenzó un día más, salvando otra vida. Ella no lo dice, pues no quiere llamar la atención, no quiere que nadie se entere que es la “super mom”, o súper mama en español. Pero datemos un poco más. Madre de tres niños, la mayor es de 11 años de edad, la que le sigue tiene unos 10 y el menor tiene 8. Ha pasado los 35 años por poco tiempo, y tiene una figura que una menor desearía tener, más aún luego de tener niños. Pero esto no es lo importante, sino que además de figura, ella trabaja, y mantiene una casa. Es maestra, consejera, novia, amante, madre, ejemplo, amiga, hermana, hija, compañera, entre otro montón de cosas. En adición cuida y está pendiente de su madre, cosa que a veces la madre misma no nota, pero eso es parte de su trabajo, ayudar no importando si lo notan o no. Así mantiene su anonimato.


Todos los días camina al trabajo, lleva a sus niños al colegio, los alienta de por qué deben estudiar. Luego, en su trabajo, además de hacer un excelente trabajo, mantiene un ambiente armonioso y tranquilo dentro de los estreses del mismo. Después sale de trabajar directo a comer, mientras dialoga con sus hijos. Luego, termina las asignaciones de ellos y estudiar lo que falte. Entonces, después tiene un momento para ella, para terminar en la cama, a descansar ese cuerpo de acero que lleva más de doce horas en acción.


No es un ser único, pues como ella hay muchas, pero no todas. Aquí ya tienen a nuestro primer héroe, en este caso, heroína. Búsquenlo, gócenlo, y admírenlo. Será hasta la próxima.


Jorge Díaz

No comments: