Tuesday, May 20, 2008

Mil voces

Mil voces me hostigan en la mañana
Me juzgan y critican desde temprano
Hora en que me dispongo a levantarme
Hora en la que comienzo un día tarde

Mil voces están ahí en mi presencia
También están ahí en mi ausencia
Y es que no perdonan, estando
O no estando soy de su crítica el blanco

Mil voces hablan de política
Hablan de mi ropa o la mística
Manera de pensar sobre la vida
Sobre la hombría y sobre la cima

Mil voces opinan y se justifican
En mi presencia se sonríen
En mi espalda me acuchillan
Y en el intermedio nada dicen

Mil voces se creen capaces
De poder entender lo que hago
Lo que digo o lo que pienso
Se creen que es bueno lo que hacen

Mil voces están ahí cuando caigo
Para reírse, hundirme y burlarse
Y cuando triunfo de mi logro adueñarse
Y cuando no pasa nada criticarme

Mil voces están tanto en el día como la noche
Cuando duermo, cuando vivo, cuando río
Cuando sueño, cuando pienso, cuando actúo
Cuando decido ser yo, cuando gozo

Mil voces pensando por mí
Hostigando cada movimiento
Pues a su pensar mejoraría
Haciéndolo como dicen, no te miento

Mil voces que fastidian mi día
No camines por ahí, no intentes eso
No pienses así, no seas tan bueno
Que de los buenos no dicen nada, bueno…

Mil voces caminan a mi lado
No me sueltan ni en las cuestas
No me dejan vivir tranquilo
No quieren que sea diferente al ruido

Mil voces molestan a diario
Pero tengo una paz que las castiga
Tengo una fidelidad en mi ser
Que las oprime, que las fatiga

Mil voces que ignoro, las negativas
Por más que me hostigan, ¿adivina?
Siguen siendo eso, mil voces ignoradas
Mil voces que las dejo ahí paradas

Mil voces que siguen intentando
De mi cuerpo sacar la calma
Pero fastidien la vida de otro
Pues este ser es extraterrestre de raza

Mil voces que pierden fuerza
Sigan intentando, que seguiré construyendo
Vidas insensibles ante sus reproches mundanos
Vidas sensibles ante lo valioso de un humano

Mil voces con las que lucho
Pero un segundo de paz
Vale más que mil minutos
De ruido, ruido nada más

Mil voces ignoradas
Pues sus mil gritos
No componen
No ayudan
No progresan
Se estancan
En la carrera
Por detener mí paso
Por detener mí alma
Por trastornar mi pensamiento
Pensamiento derecho
Directo al punto
Con un solo norte
Que no tambalea
Que no titubea
Es fuerte y rígido
Como bases en piedra
Olviden las críticas
Si por buen camino
Se desplazan, caminan
Mil voces les criticarán
Pero solo con una
Que te agradezca
Bastará…


Original por: Jorge Díaz – jueves 15 de mayo de 2008
Editado por: Gina Ortiz – jueves 15 de mayo de 2008

No comments: