Friday, April 18, 2008

Futuro modelado

Mírala, caminando, atrayendo,
Logrando que la miren niños y enfermos,
Miradas sanas, miradas turbias,
Todo la alcanza, como blanco de puntería;

Es que desde muy chica la enseñaron,
Que los bailes sensuales eran un relajo,
Que el “perreo” no era perjudicial,
Sí, mira la nena como su trasero mueve;

Si, mírala, qué coqueta, como mira,
Pero se les olvidó que en un futuro crecería,
Y esa ignorancia se convertiría,
En miedos y pelas por la cifra,

Cifra de lugares a dónde “janguea”,
Cifra de pretendientes que se avecinan,
Como día treinta hacen fila,
Para salir con la que hasta abajo “perrea”;

Pero de que hablamos si eso es normal,
En todos los sitios del mundo se da,
Que haya una niña todavía prostituyéndose,
Su tierna y dulce manera de pensar;

Mírala, por ahí va caminando,
Levantando miradas de jóvenes y viejos
Pues nunca le dijeron que algunos,
Su caminar miran con malicia, con suciería

Suciería, que daña mentes y provoca pecados,
Suciería, que hacen que una niña cambie su estado,
De niña a mujer, de mujer a niña,
Pues nunca la dejaron ser niña para ser mujercita;

Que linda la nena baila, que coqueta se ve,
Deja que crezca que muchos novios mataré,
Así decía un padre ignorante de pensamiento,
Así la encarrilaban a un mundo sexualmente violento;

Pues por los tabúes y las provocaciones,
Por las confusiones y malos consejos,
Convertimos el sexo en algo malo y bueno,
Algo prohibido, ilegal, pero imposible de dejar de hacerlo;

Tan machistas que somos,
Y vestimos a la niña como,
Modelo de revista de adultos,
Así dejando que la perversión vaya entrando;

Al principio ella no conoce,
Mucho menos sabe de provocaciones,
Sólo hace los que sus padres le imponen,
Pues los ama tanto que no es posible que los cuestione;

Luego, piensa que eso es normal,
Así que escoge una vida anormal,
De provocar a niños y viejos,
Con su mirada y caminar;

Llega al punto en que le gusta,
Llega al punto en que la juzgan,
Pero padre, ¿qué tú hablas?,
Si tú mismo la adorabas;

Sí, adorabas cuando lo hacía,
Cuando era muy pequeña,
Cuando ella sólo repetía,
Todo lo que tú le decías;

Comencemos desde el principio,
“Desprostituyamos” las mentes de los niños,
Dejémoslos ser eso... niños,
Que la vida tenga un curso menos acelerado,
Mira que ya en un segundo nos ahogamos,
Bajémosle la intensidad a esto,
Que ya después de nacer,
Mujeres las queremos,
Pero no nos preparamos,
De lo que hacemos y creamos,
Una vida acelerada sin pensar, ni respetarse,
Una vida que sólo hace,
Lo que papi me dice,
Lo que papi, me enseñaste,
Dejemos que se disfruten,
La mejor etapa de la vida,
La niñez, la inolvidable niñez,
La que te recuerda el amor,
La que te forja sentimientos,
La que te recuerda que ser niño,
La que te trae amor con el viento,
La que te trae sencillez con un respiro,
Y la que te trae la melodía de la más pura felicidad…

Jorge Díaz

No comments: