Monday, May 14, 2007

Payaso (Un poco de mí)

Hay una canción, de la época de mis padres, una salsa bien “gorda” como ellos la llaman, llamada “Payaso”. Una canción que como muchas otras de esa época, han trascendido a nuestra época. Y es que para mi esos compositores y cantantes estaban adelantados a su tiempo. Por eso su música es tan famosa y trasciende tanto y seguirá trascendiendo. Pero esta en particular define una cosa que es muy cierta e importante. En mi vida tiene mucho significado. No es para mas si el coro dice: “Que pasa payaso, te están mirando, y esos dos ojos ya están llorando…”

Pues esto es algo que dice un montón son unas solas líneas y tonadas. El pensamiento de una persona hecha música para inmortalizar su sentido. La música llevo este humilde pensamiento a recorrer muchos países. Pero lo esencial es lo que dice, porque hay muchos payasos en este mundo y no nos damos cuenta. Y no me refiero al insoportable inmaduro que no para de burlarse de los demás. No, me refiero a estos humanos que sin burlarse saben dibujar una sonrisa en nuestros rostros. Esos Franciscos Olleres que son vecinos, vecinas, amigos, amigas, primos, primas, hermanos, hermanas, etc. Esos son los payasos valiosos, son importantes en nuestras vidas. Yo tengo algunos de estos. Y los valoro con no tienen idea, no se como escribir lo que siento por ellos. No hay palabras para describir lo que siento cuando intentan hacer una obra maestra con mi boca al lograr hacerme reír.

Esta razón es la que me motiva día a día a ser el payaso de alguien. Se que muchas veces lo logro, pues me esfuerzo mucho. Espero hacerlo bien, saben, me pongo payasito solo para hacerlos reír, para darles una gota de felicidad. Me esmero día a día para que tengan una razón por que sonreír, así sea de mis estupideces. Cuando escucho alguien que quiero llorar o sufrir, me parte el alma, muchas veces no se que decir, otras veces trato de mostrarles el lado positivo de lo que sucedió, y siempre intento subirles el animo pues yo se muy bien lo que es estar triste y no tener a nadie. Me gusta ser el Campeche de la gran obra al hacerlos o hacerlas reír. Es algo que me define mucho, me alegra, aumenta mi paz escuchar q alguien me mejora por mi. Por eso hago esto que tanto me gusta, escribir. Depositar mi granito de arena en este mar que llamamos vida.

Ahora bien, como dice la canción, habla de un payaso que ríe por no llorar, que sonríe ante su sufrimiento. Pues eso se parece mucho a cosas que me han pasado. Yo tengo una gran cantidad de positivismo en mi vida, me dan un golpe de sufrimiento y lo recibo sonriente y lucho contra el. Por eso me creo un payaso que ríe por no llorar. No quiere decir que no lloro, pero me levanto lo mas animoso posible y le sonrío a la vida. Me parece muy parecido alo que vivo y he vivido. Me sonrío pero si me conoces, me miras a los ojos y no ves alegría en ellos, ellos me traicionan, me delatan. Pero así es la vida, con todo y eso muy pocos lo notan. Pero eso cambia con el tiempo, no piensen que me paso triste todos los días, solo que he pasado por muchas cosas como todos ustedes que leen. La vida no es color de rosa, todos tenemos altos y bajos. Solo se trata de cómo nos levantamos. Hay que ser como el payaso, reír por no llorar. Sacarnos ese mal sentimiento y reírnos de la vida.

La vida es maravillosa, mientras personas que me conocen ni sacan tiempo para leer esto, algunos que ni saben quien soy le encanta lo que escribo. Mientras algunos que me conocen me hacen sufrir, otros que ni me han visto tratan de llenarme de cariño. Mientras personas me tratan de herir, lográndolo, otras me tratan de amar curando mis heridas. Hay muchas personas que te quieren y otro montón mas que te odian. Yo simplemente navego en estos mares, y cuando llego a un puerto en el que me demuestren cariño me detengo y me llevo gratos recuerdos. Espero encontrar algún día un puerto en el que me pueda detener para hacer mi vida. Encontrar un buen sitio donde dejar mi corazón. Pero nunca dejare de ser un payaso porque me reiré siempre aunque me le estén echando sal a las heridas de mi corazón. Siempre tendré una sonrisa para cada golpe. Siempre tendré un buen comentario para ustedes que me leen, para ustedes que me quieren. Gracias a todos los que leen, los que me brindan amistad, los que me dan cariño, los que me aceptan como soy, y a los que les gusta como soy. Espero siempre poder ser un ejemplo, nunca descarrilarme y siempre llevar alegría a los corazones. Espero poder entrar a algún corazón que valore lo que le entrego. Espero llevar alegrías a este mundo que tanto las necesita…

Quiero ser un buen payaso, quiero ser un artista, quiero ser un pintor, pintando sonrisas en sus rostros. Recuerden, la vida no es exactamente como la ciencia la define, no siempre los polos opuestos se atraen, lo negativo atrae cosas negativas, y lo positivo atrae cosas positivas…

“Para poder ser felices en el futuro hay que comenzar por preocuparnos por nuestra felicidad de hoy en día”
Original por: Jorge Díaz – lunes 14 de mayo de 2007
Editado por: Gina Ortiz –

2 comments:

Tanya said...

Jorgito:

Me encanto este escrito tuyo. Tiene mucho de cierto. No se que ha pasado en tu vida en los ultimos 3 a~os pero me encantaria hablar contigo. Volver a ser amigos como antes, hablar horas y horas, ir a Walgreens a las 3am!!! jajajajaja, etc. Por lo menos a mi me haces falta, me hace falta Jorge el amigo tan bueno que yo tenia...Sabes que cuando estes dispuesto a hablar o a compartir conmigo, estas bienvenido ya que no te he olvidado. Eres un ser extraordinario y especial. Si alguna vez te falle, te pido perdon pero recuerda tambien todos los momentos tan gratos que pasamos juntos.

*PS* Happy Birthday to You!!! Espero que la hayas pasado super bien en el dia de hoy.

FENE Att. Tanya

Silvia said...

Georgy quiero que sepas que has sido mi payaso, gracias por esos momentos de alegria en mis tristezas, me has dado ánimo cuando no lo tenia. Sigue haciendo lo que haces porque todos necesitamos de un payasito en nuestras vidas. Te deseo lo mejor del mundo, ya veras que la vida te sonreirá, ser feliz es reirse de las propias torpezas.

Besos, cuidate

Silvia