Monday, August 21, 2006

Libertad...

Una palabra abarcadora, para muchos significa revoluciones, para otros un insulto, pero para la gran mayoría nada en lo absoluto. Además hay una malversión de dicha palabra, se ha prostituido, se ha corrompido. Y es que si observamos nuestro entorno cuando hablamos de libertad, veremos muchos gestos en las personas, oiremos variedad de definiciones. Yo les daré mi opinión sobre algunas que he escuchado, y tratare de definirles dicha palabra, tan complicada y que trae mucha contienda.

“Yo, les prometo, que si me eligen a mi como su gobernante, les traeré la libertad para nuestra patria...”, “que viva la revolución, viva la libertad”. Estas son frases que he escuchado cuando un líder de un partido de separación habla sobre el estatus de su patria. Y no es mas que unas ideas solamente corriendo por la voz de aquel “líder” que a través de su micrófono o altavoz va inculcando lo que el piensa. Pero alguno de sus seguidores se detuvo a pensar, ¿que un ideal en particular traerá la libertad?, o ¿este supuesto líder traerá verdaderamente mi libertad? Pues les digo que es casi imposible. El ser humano persigue sus ideales personales. Si, puede que tengamos ideales en común, pero no todos. Y libertad es conseguir ser libre de todas las cuerdas que nos amarran a algo. Y políticamente hablando, un ideal es algo importante en lo que creemos, sea lo que sea, y concordaremos con muchos, pero se limita a eso una sola parte de nuestras vidas. Pensamos parecido en cierto aspecto, pero no en todo, incluso en un mismo ideal pueden haber variantes, como las hay en un idioma, que puede tener dialectos, sin dejar de ser el mismo idioma. Así vemos que esta erróneo decir la palabra libertad en algo tan pequeño, tan limitado como un ideal político, o una manera de pensar de lo que seria el bienestar de una nación o país.

También existen las personas mundanas, que el mundo para ellas es lo mas grande, lo mas importante. Lo cual esta erróneo, nuevamente porque, desde mi punto de vista, el mundo es otra parte mas de lo que es la vida. Que son importantes las interrelaciones con el mundo exterior, sí, lo acepto, pero no es lo único importante en la vida. Y si tengo que prostituir mi alma, para quedar bien con el mundo, no estoy bien y mucho menos estoy siendo libre. El que define la libertad como un estado en donde puedo hacer lo que me de la gana, sin importar a quien lastime, o ir a donde me de la gana, beber, “gozar” de la vida mundanamente. Pero eso no es libertad, y no los juzgo, pues nuestra sociedad nos inculca eso a cada segundo. Que para disfrutar hay que “janguiar”, para gozar hay que beber y no pienso que sea así. Que no vemos en la televisión, que el tener sexo con 20 mujeres u hombres es gozar, que las drogas es gozar, que el beber alcohol como si fuera agua es gozar, que el ver como golpean a alguien es divertido y se goza. Y no solo la televisión, cualquier medio de comunicación. Y nosotros somos los afectados, porque si no logramos hacer eso, llegar todos los días a las 4:00 a.m. a nuestras casas llenos de alcohol por todas partes, o llegar con una lista de mujeres con las cuales te acostaste y ya ni te acuerdas de quien fue la primera, o tener las neuronas tan muertas de tanta droga absorbida por tu cerebro. Pero, no, eso no es gozar, y mucho menos libertad, eso es autodestrucción, suicidio mental o físico. Eso es encarcelarnos a los parámetros de vida que a alguien se le ocurrió denominar “vida plena”. Entonces cuando llegamos a tener parejas, relaciones etc. no sabemos que hacer, no sabemos gozar sin beber, no sabemos gozar sin fumar, y a la hora del sexo no nos satisface una mujer o hombre dependiendo el caso que te aplique. Y en lo personal “a mi no me interesan 20 mujeres pues solo una me hará feliz, y solo ella querrá hacerme sinceramente feliz; entonces yo luchare por hacerla muy feliz”, eso me hace libre en ese sentido, también no necesito nada externo para gozar, uno puede gozar solo, y en compañía de personas queridas se aumenta este estado de animo. Por eso les digo que, salir todos los días, beber todos los días, fumar todos los días, tener sexo con personas diferentes todos los días no nos hará mas libres, ni mucho menos, mas felices.

Ahora también existen los que buscan la libertad en otro ser. Lo cual esta erróneo, la libertad esta en nosotros mismos. No esperemos que nadie nos venga a traer la libertad a nosotros, si nosotros no luchamos por la libertad nuestra, nadie lo hará por nosotros. Y la libertad no se limita a nada, es libertad de mente, cuerpo y alma. Ser libres de expresarnos, libres de actuar como queremos, claro sin lastimar a nadie. Libertad es poder ser como uno es, decir su ideal sin miedo a que te señalen, amar sin miedo a lo que digan o piensen, llorar sin miedo a parecer débil, luchar contra el mundo si es necesario para mostrar el corazón. Ser libre es coger tu esencia y decirle al mundo yo soy único, ámenme así como soy porque yo me amo así como soy. Y ser libre se compone de muchas cosas, expresarse, demostraciones, ejemplos. Y ese es una de las razones de esta página, mi libertad. Al yo expresarme aquí tal como soy, tal como lo pienso, soy libre, no me limito a nada, digo todo como lo pienso, claro respetándolos a todos, sin ofender, y dando lo mejor de mi. Acepto sus críticas respetuosamente, y me encanta que lo hagan pues de eso se trata, de ser libres. Al un ser humano expresarse si limitaciones, al ser como sinceramente es, ahí obtiene su libertad. No se la trajo nadie, no se limito a un ideal político, no es beber ni mucho menos salir de noche, la trajo su sinceridad, su intelecto, la trajo el mismo, en su interior.
Por eso los invito a ser libres, a mostrarles su esencia al mundo, la mía es esta, y soy único, ahora muéstrenme la suya. Yo me siento libre al hablarles tal y como soy. Me alegro poder hacerlo y se siente rico. Me siento sincero, me siento yo, no siento ser un disfraz, ni mucho menos ser doble persona. Soy yo aquí como en Japón, frente a ti, como frente a mi novia, como frente a Dios. Los respeto a todos, pero me respeto a mí, por eso, por mi respeto personal, les soy sincero, les hablo como pienso, no escondo nada. Mientras mas libres seamos, más libre será el mundo. Respetémonos los unos a los otros, pero sin dejar de ser nosotros mismos.

La libertad no viene en barco, no la trae otro humano, no la trae el viento, la tenemos nosotros desde el día en que nacemos, vamos a encontrarla y mostrarla. La libertad no es un ideal, no es una revolución, tampoco es una bebida, la libertad no nos da excitación, ni nos arrebata. LA LIBERTAD NOS DA PAZ...

Original por: Jorge Díaz – lunes 21 de agosto de 2006
Editado por: Gina Ortiz –

No comments: